Alex Meier, Insurance Industry Leader de Deloitte: “Pensar que una empresa va a poder entregar los mismos productos y plataformas de servicios sin hacer muchos cambios (…), no parece ser una estrategia muy sostenible”

Con la entrada en vigencia de la nueva Ley Fintech, son múltiples los desafíos que se plantean para el sector financiero, que deberá apostar por un trabajo colaborativo para responder a la normativa, y a la vez, innovar en este mercado.

El objetivo de esta ley es establecer un marco general para incentivar la prestación de servicios financieros a través de medios tecnológicos. Por ello el uso de herramientas digitales y la gestión del riesgo serán clave para la implementación de esta normativa. Asimismo, la regulación promueve la inclusión e innovación financiera, además de promover la competencia y velar por la protección de los clientes y sus datos.

Por ello y para entender en profundidad el impacto de esta ley, es que durante la última Asamblea Anual de Socios de CBS, se contó con la participación de Alex Meier, Insurance Industry Leader de Deloitte y Francisco Cabezón, Director Risk Advisory de la misma empresa.

-¿Cuáles son los principales desafíos que existen en el sector de seguros, para cumplir con la Ley Fintech?

La Ley Fintech establece una serie de requisitos en materia de riesgos para los servicios regulados, no obstante, la visión sobre la gestión de riesgos también debe considerar este ámbito del negocio como fundamental para la sostenibilidad.

En términos de cumplimiento normativo y con el objeto de resguardar la información e intereses de sus clientes y asegurar su continuidad financiera y operacional, la norma exige diseñar, aprobar e implementar políticas, procedimientos y controles que compatibilicen su viabilidad económica-financiera, con su capacidad de contar con respuestas estratégicas idóneas para los riesgos inherentes a sus líneas de negocios.

-¿Qué tipo de herramientas tecnológicas son las que, como sector, pueden ser utilizadas para mejorar el servicio al cliente?

La nueva Ley Fintech definitivamente favorece el canal digital, abriendo un espacio para desarrollar modelos de negocio de aseguradora / intermediario, con mecanismos alternativos de atención, sujeto a condiciones mínimas en cuanto a atención y relación con el cliente.

Lo anterior permite acelerar de manera decisiva, los procesos de transformación digital que estaban en curso en industria aseguradora hace algunos años, permitiendo impulsar la incorporación de algunas técnicas avanzadas como son: Big data, Blockchain, Inteligencia Artificial, Cloud Computing, etc., en busca transformar por completo la relación entre industria aseguradora y sus clientes.

-Con el uso de nuevas tecnologías ¿Qué cambios podríamos ver en los productos que actualmente desarrolla el sector más tradicional de seguros?

La Ley Fintech, introduce flexibilizaciones en Ley de Seguros para favorecer el desarrollo de modelos de negocios innovadores y nuevos productos de seguros, en donde la incorporación de tecnología cumple un rol relevante, al permitir análisis intensivo de datos o al reducir costos, que hacen viable estos productos.

Por ejemplo, la nueva ley Fintech faculta a la CMF a que pueda definir por norma un tratamiento especial (más flexible) para seguros masivos, inclusivos y micro seguros, así como también para promover desarrollo de seguros paramétricos o basados en índices.

-Las Insurtech han entrado con fuerza en el mercado. ¿Qué brechas identifica entre este sector y el sector más tradicional de seguros? ¿Qué lecciones pueden aprender el uno del otro?

El ecosistema insurtech sigue creciendo muy fuerte en Latam con ya casi 500 insurtechs, superando los $ 1.000 millones en financiamiento. En términos de participación, tenemos liderando a Brasil (38%), México (18%) y Argentina (15%) y muy de cerca están Chile (11%) y Colombia (10%).

Por el lado de las insurtechs, podemos decir que tienen la gran ventaja de que ya nacieron digitales y ágiles, ofreciendo microservicios personalizados, aprovechando nuevas tecnologías que les permiten crear y ofrecer soluciones disruptivas enfocadas en clientes digitalizados.

Por el lado de las compañías tradicionales, les resulta más natural poder adoptar nuevas normativas, ya que están más acostumbradas a la gestión de riesgos para dar continuidad de su negocio, así como también la seguridad de la información, con una adecuada infraestructura tecnológica y suficientes estándares de seguridad.

-¿Qué impacto tiene el trabajo colaborativo para lograr avances en la incorporación de nuevas tecnologías en el negocio, y lograr un cambio en la cultura organizacional para sacar el máximo provecho de estas soluciones?

La industria de servicios financieros es muy dinámica, con muchos cambios normativos y nuevos entrantes, por lo mismo pensar que una empresa va a poder entregar los mismos productos y plataformas de servicios sin hacer muchos cambios, en beneficio de clientes cada vez más demandantes y digitalizados, no parece ser una estrategia muy sostenible.

En Deloitte estamos atentos a cómo han evolucionado los mercados internacionales a las nuevas regulaciones Fintech y Finanzas Abiertas y por lo mismo, hemos podido apreciar que existe una tendencia es buscar alianzas (no sólo convenios), que permitan poder acceder a un ecosistema de servicios digitales, los cuales permiten fidelizar a todos los nuevos clientes digitalizados.

Nuestra sugerencia es ampliar el ecosistema de innovación de las empresas, a través de actores como asociaciones gremiales, universidades, venture capitals, consultoras, de manera de buscar modelos de colaboración rentables y sustentables con el mundo Fintech / Insurtech. De hecho, modelos como el Corporate Venturing, están muy bien implementados en países desarrollados, con muy buenos resultados de largo plazo.