América Latina, el potencial de un mercado en expansión

De acuerdo a la consultora McKinsey & Company, la región está emergiendo como el mercado de seguros de más rápido crecimiento a nivel mundial. 

En un reciente informe titulado “Reporte Global de Seguros 2023: Capturando la siguiente ola de crecimiento en América Latina”, McKinsey & Company desentraña las dinámicas del mercado de seguros en América Latina, revelando un panorama de oportunidades de crecimiento sin precedentes para las aseguradoras en la región.

El estudio indica que América Latina está emergiendo como el mercado regional de seguros de más rápido crecimiento, con un valor de mercado de $174 mil millones de dólares en 2022. Así, el reporte destaca a la región por su alta rentabilidad y un potencial de mercado significativo debido a la baja penetración de seguros y una clase media en ascenso consciente del valor de la protección financiera.

“América Latina ha emergido como uno de los mercados de seguros de más rápido crecimiento en el mundo. Entre 2011 y 2022, los segmentos de seguros de vida y ‘no vida’ en la región se duplicaron y triplicaron, respectivamente”, señaló Jaime Morales, Socio de la oficina de McKinsey en Medellín y uno de los autores del informe, durante la presentación de este. Este incremento se debe, en cierta medida, a la mayor disponibilidad de recursos financieros para los consumidores, tales como cuentas bancarias y dispositivos móviles, lo que ha facilitado el acceso a los servicios de seguros.

Sin embargo, el informe también señala desafíos estructurales clave, como mercados fragmentados y factores socioeconómicos que las aseguradoras deben superar para alcanzar una penetración completa en la región. Para cerrar estas brechas, las aseguradoras deben identificar caminos únicos hacia el crecimiento rentable.

“A pesar de estos logros notables, América Latina se encuentra ante desafíos estructurales que exigen una atención inmediata”, advirtió Salomon Spak, Socio de la oficina de McKinsey en Lima y coautor del informe. “La fragmentación del mercado y factores socioeconómicos presentan obstáculos que deben superarse. Para alcanzar niveles de penetración de seguros comparables a los de mercados más maduros, es esencial que las aseguradoras locales y globales identifiquen estrategias únicas para lograr un crecimiento rentable”.

El acceso a herramientas financieras modernas está aumentando la accesibilidad a los seguros, mientras que el sector está explorando nuevos productos innovadores para satisfacer las demandas de poblaciones desatendidas. Así, los autores recomiendan repensar la cartera de productos, personalizar y digitalizar las interacciones con los clientes, apuntar a la excelencia operativa, mejorar las experiencias de los distribuidores, interactuar con los ecosistemas y desarrollar nuevos modelos de negocio.

El análisis subraya la urgencia de que las aseguradoras se adapten e innoven para aprovechar el potencial subutilizado de la región, reconociendo las complejidades del paisaje regional y se alineen con estos imperativos, para así capitalizar las oportunidades de crecimiento en expansión.