Ciberseguridad e IA se posicionan como los desafíos del rubro asegurador para el 2024

La irrupción de la Inteligencia Artificial, seguros específicos para nuevos mercados, así como también la ciberseguridad, se encuentran entre los desafíos que el sector deberá afrontar este 2024.  

Aterrizamos en un nuevo año y los especialistas del rubro ya están abordando las nuevas directrices que marcarán tendencia este 2024. Sin duda, este año se perfila como un periodo clave para la implementación de tecnologías vanguardistas que impulsarán la operatividad y la seguridad en la industria. En este sentido, aspectos como la ciberseguridad e Inteligencia Artificial se convierten en elementos que impactarán estratégicamente al rubro asegurador.

Efectivamente, el último Índice Latinoamericano de Inteligencia Artificial (ILIA) indicó que nuestro país se encuentra en el primer lugar del ranking para el impulso de esta tecnología con 72,67 puntos, teniendo como principal fortaleza el contar con el promedio de velocidad de descarga de Internet más alto de la región. A ello se suma el que nuestro  país ya cuenta con tecnologías 5G en etapa de comercialización, lo que genera una oportunidad significativa para el desarrollo de tecnologías basadas en IA.

Este escenario, no sólo pone a Chile, como piedra angular del crecimiento de las plataformas con IA, sino que la industria aseguradora contará con importantes transformaciones a la hora de segmentar clientes, categorizar riesgos, así como también la incorporación de un nuevo talento humano.

En entrevista con DFSud, la directora de modelación de tendencias y riesgos de Sura Colombia, Juanita Gómez Loaiza, explica este proceso como una democratización de la IA, donde los países más avanzados en esta materia son Uruguay, Chile y Argentina. Respecto a nuestro país, la profesional precisó al periódico que “Chile es uno de los países que más se destaca en el ecosistema innovador de las insurtech, lo que ha permitido unos desarrollos y una aceleración tecnológica y digital para ir acompañando los procesos o incorporarse en los procesos de las aseguradoras”. 

En este sentido, la IA dejará de ser una tendencia para convertirse en un nuevo modelo desde donde las aseguradoras interactúan con los clientes y gestionan riesgos. Es así que, a nivel global, compañías se encuentran integrando algoritmos de aprendizaje automático para mejorar la toma de decisiones, personalizar productos y optimizar procesos operativos. Ejemplo de ello es la automatización de reclamaciones y la detección temprana de fraudes.

El ranking ILIA destacó que Chile cuenta con aspectos positivos para desarrollar este campo, siendo uno de ellos el ámbito de la gobernanza. El informe destaca que Chile cuenta con una estrategia vigente de IA, que incluyó participación ciudadana en mecanismos de integración y metodologías multistakeholder. Además de poseer una institución de coordinación encargada de la materia; una alta participación en la definición de estándares y regulaciones internacionales en IA; junto con regulaciones específicas y actualizadas en materias vinculadas con la IA, tales como la reforma constitucional sobre Neuro Derechos.

Digitalización, amenazas cibernéticas: ¿cómo se prepara la industria?

El aumento exponencial de amenazas cibernéticas ha llevado a las compañías a repensar y reforzar sus estrategias de ciberseguridad. A nivel mundial, las compañías aseguradoras están invirtiendo considerablemente en tecnologías avanzadas para proteger la información sensible de sus clientes y salvaguardar la integridad de sus operaciones.

El último Global Insurance Outlook 2023 de la consultora EY posicionó este tema como estratégico y que está en el foco de las compañías invertir en la brecha de protección.

“La brecha, que abarca la protección climática y cibernética, así como los ahorros para la jubilación y los seguros de vida y salud, está destinada a expandirse. Las tendencias demográficas, especialmente el aumento de la longevidad, también señalan un aumento en estas brechas”, destaca el informe.

De acuerdo a especialistas del área, la crisis sanitaria marcó un momento clave a la hora de ser más conscientes de las brechas de protecciones digitales y tecnológicas, donde el rubro asegurador no fue la excepción. Este nuevo cambio implica un camino hacia la incorporación de nuevos modelos de suscripción de productos y canales de distribución emergentes. Estas nuevas fuentes de ingresos tienen el potencial de abordar la brecha de protección estimada en 1 billón de dólares, es decir, aquellas aseguradoras que continúen centrándose exclusivamente en los riesgos no solo perderán un gran potencial de crecimiento, sino que también contribuirán al crecimiento de la brecha, de acuerdo a un análisis de la consultora EY.

Sin duda, la ciberseguridad y la inteligencia artificial son protagonistas indiscutibles. La adopción proactiva de estas tecnologías no solo fortalecerá la protección de los datos y la operatividad, sino que también abrirá nuevas oportunidades para ofrecer servicios más eficientes y personalizados a los asegurados de Chile y el mundo.