¿Cómo las industrias pueden enfrentar entornos volátiles? El rol de la sostenibilidad en las organizaciones financieras

CBS conversó con el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, y experto en sostenibilidad en empresas, Juan Eduardo Ibáñez, sobre la importancia de incorporar criterios ESG en las organizaciones, para hacer frente a las nuevas exigencias de la sociedad y el mercado. 

Un estallido social, una pandemia, una crisis económica, y un conflicto armado, son parte de los últimos hitos que han marcado la historia de Chile, y el mundo. Frente a nuevas exigencias sociales y de mercado, las industrias están enfrentando múltiples desafíos para poder incorporar nuevas prácticas que vayan en línea con este contexto.

Sin embargo, cómo lograr recorrer ese camino con éxito, es parte de la conversación que hoy se toma la agenda del sector privado, y la industria de seguros no está exenta de esta conversación.

Múltiples reformas legislativas han empujado a las organizaciones financieras a repensar sus estrategias comerciales, en pos de cumplir con nuevos estándares. Para conocer cómo instituciones como las de seguros pueden adaptarse a los nuevos tiempos, conversamos con el abogado y Director del Programa de Sostenibilidad Corporativa de la Pontifica Universidad Católica de Chile, Juan Eduardo Ibáñez, quien será el speaker principal en la próxima asamblea de socios de Corredores de Bancaseguros A.G., el próximo 18 de abril.

-¿Cuáles considera usted que son los principales desafíos de las organizaciones financieras y de la industria en general, en el ámbito de la sostenibilidad?

Todas las organizaciones enfrentan importantes desafíos debido a la complejidad de la sociedad moderna y la fragmentación política. Para hacer frente a dichos desafíos, la sostenibilidad corporativa ha venido trabajando desde hace tiempo en diversas herramientas que permiten a la empresa tener una mejor relación con la ciudadanía a partir de la redefinición de un propósito corporativo, la identificaciones de impactos, la transparencia y la mejor relación con los grupos de interés.

En la industria los grandes desafíos se perfilan por las conductas de mercado; la entrega de información de una manera simple a los consumidores; la gestión de los conflictos de interés; el grado de diligencia en cumplimiento de sus obligaciones; y, en fin, los desafíos que presenta el uso de canales masivos y digitales de comunicación y oferta de productos.

-Hoy, frente a entornos cada vez más líquidos y volátiles ¿Qué tan relevante es que las corporaciones financieras se integren a estándares  de sosteniblilidad global?

Los riesgos sociales y la complejidad política son un fenómeno global, que si bien en Chile nos ha sorprendido en los últimos años, obedece a una profundización de las sociedades modernas. En ese sentido, los estándares internacionales en materia de sostenibilidad se han venido desarrollando en los últimos años como una manera de hacer frente a dichos desafíos, para que las empresas sean rentables y expandan sus operaciones, pero que lo hagan con un buen trato con todos sus grupos de interés, de manera de retener su legitimidad y licencia social. Adoptar estos instrumentos pareciera ser clave para la sostenibilidad futura de las empresas, pues les permite identificar riesgos que los sistemas de gestión tradicional pueden pasar por alto, y que pueden tener impactos importantes en la empresa

-¿Considera que en Chile estamos al debe en normativas para la industria? ¿Son suficientes exigencias como la normativa 461 de la CMF?

En Chile, si bien nos encontramos con empresas tremendamente eficientes y competitivas, que han logrado una posición de mercado relevante en el contexto latinoamericano, estamos en deuda en lo que se refiere a la implementación de estándares de gobierno corporativo y de sostenibilidad. El ranking RobecoSAM así lo muestra, pues nos sitúa bajo Colombia y Brasil en temas de gobierno corporativo.

La norma 461 de la CMF constituye una excelente oportunidad para reducir esa brecha y poder liderar en temáticas de ESG. Por lo demás, ello constituye hoy una ventaja competitiva, especialmente considerando que muchos fondos de inversión solo invierten en empresas sostenibles, que tienen altos índices de ESG, lo que se relaciona en gran medida con la creciente evidencia de que estas empresas son más resilientes frente las crisis y crecen más en el largo plazo.

-Hoy muchas de las normativas se basan en un estándar mínimo para empresas que reportan a la CMF o están listadas en bolsa ¿Qué tipo de buenas prácticas internacionales o existentes considera que son relevantes para incorporar en el país?

Desde la sostenibilidad corporativa existen distintos instrumentos y buenas prácticas que pueden ser adoptadas, pero, en síntesis, las fundamentales son: definir un propósito corporativo; adoptar una debida diligencia para identificar impactos; priorizar los temas en base a un criterio de materialidad y reportar; mejorar la relación con los grupos de interés; potenciar una cultura de ética e integridad en la organización; y generar valor compartido.

Si todas las empresas avanzan en esa dirección, no cabe duda que la relación entre la empresa y la ciudadanía sería mejor y más fluida, ganando en legitimidad y confianza lo que, a la larga, generaría empresas más sólidas, resilientes y sostenibles.