Diálogo, colaboración y transparencia para un futuro sostenible  

Por María Isabel Aranda, gerente general de la Asociación de Corredores de Bancaseguros

En el mercado financiero nacional, una advertencia resonante ha surgido desde el viejo continente. La Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (EIOPA por sus siglas en inglés) ha sacudido los cimientos de los bancos y aseguradoras de Europa, instándolos a ofrecer un mejor valor por los productos ofrecidos a sus clientes. Este llamado a la acción no es simplemente una nota al pie de página de un simple estudio, sino que pretende hacer cambios en el sector, ya sea por voluntad de las empresas, o por el accionar del regulador.

La falta de transparencia, las altas comisiones, la venta cruzada y los conflictos de interés son parte de las críticas que ha recibido este mercado por parte de los reguladores europeos, siendo este contexto sólo la punta del iceberg, lo que inevitablemente hace reflexionar que, de no existir un cambio, la tentación de impulsar cambios regulatorios más radicales será mayor.

Pero, ¿Dónde reside la esperanza en este panorama financiero? La respuesta se encuentra en el diálogo que se pueda establecer entre las empresas y el regulador, para hacer los cambios que el mercado necesita, manteniendo la sostenibilidad del negocio.

En este diálogo transformador –que como mercado local debemos seguir de cerca-, la clave radica en la colaboración. El camino deseable es el de lograr  consensuar visiones, miradas y en particular un interés en común: el consumidor/ cliente

Sin duda, el centro de esta conversación debe ser el cliente, su bienestar y protección. ¿Cómo avanzar en el desarrollo y oferta de productos más simples y de valor?

¿Cómo pueden mejorarse los procesos para garantizar una experiencia del cliente de excelencia?

¿Cómo aprovechar las tecnologías emergentes para hacer que los seguros sean más accesibles a todos?

Es una oportunidad para que el mercado de seguros se eleve por encima de las expectativas, para que los clientes no sólo compren seguros, sino que también confíen en ellos para proteger lo que más valoran. Hoy, la industria puede marcar la diferencia para estar a la altura de estas expectativas.