El 2024 que necesitamos en la industria

Por María Isabel Aranda, gerente general de la Asociación de Corredores de Bancaseguros 

En pandemia fue común escuchar el concepto VUCA referido a entornos más complejos, líquidos e inciertos. Sin duda, fue parte de una explicación a lo que estábamos enfrentando, no sólo como industria aseguradora, sino también como sociedad. En una pandemia sin precedentes, la tecnología tomó protagonismo y vivimos cambios únicos en nuestra forma de relacionarnos, y en especial con nuestros clientes.  

Arribado ya este 2024, la industria aseguradora se encuentra ante un panorama extraordinario y desafiante. Donde más que nunca tenemos la tecnología a nuestro servicio para cumplir con el propósito de entregar mejores experiencias al cliente. Este año, en mi opinión, nos da la flexibilidad para que la industria aseguradora evolucione y se adapte a las cambiantes necesidades y expectativas de los clientes, nuestro principal stakeholder. 

Este sector ha sido una industria resiliente a las transformaciones en el pasado. Sabemos que nuestros asegurados buscan no solo cobertura financiera, sino que también la certeza de que sus seguros les brindarán estabilidad en momentos de incertidumbre. Las aseguradoras deben ser ágiles y capaces de ajustarse rápidamente a situaciones inesperadas, ofreciendo soluciones flexibles que se adapten a las cambiantes condiciones económicas y sociales. 

Los clientes buscan experiencias sencillas y transparentes. En 2024, las aseguradoras deben centrarse en simplificar procesos, desde la contratación de pólizas hasta la presentación de reclamaciones. La implementación de tecnologías intuitivas y la personalización de servicios serán clave para construir la confianza del cliente y aliviar así las tensiones inherentes al proceso asegurador. 

Regulaciones como la Ley de Agentes de Mercado nos invitan a dejar de ser meros proveedores de servicios financieros, dejar atrás enfoques convencionales y abrazar la innovación. Implementar servicios, o medición de riesgos, basados en Inteligencia Artificial, analítica avanzada y la automatización son herramientas cruciales para optimizar procesos, anticipar las necesidades de los clientes y ofrecer soluciones personalizadas. La colaboración con startups y la adopción de tecnologías emergentes permitirán a las aseguradoras mantenerse a la vanguardia de la transformación digital. 

Este 2024 nos llama a construir conexiones significativas con los asegurados, entendiendo sus necesidades cambiantes y ofreciendo soluciones que vayan más allá de la simple mitigación de riesgos. Este año es importante recordar que el verdadero valor de la industria aseguradora radica en ser un socio confiable y comprensivo en la protección y construcción del futuro de cada asegurado, nuestros clientes. Nuestra principal razón de existir.