Luis Figueroa, director general de Regulación Prudencial de la CMF: “Hoy más que nunca, las empresas del sector financiero deben realizar esfuerzos por innovar en términos de los productos que ofrecen y entregar una atención con altos estándares de calidad”

La Comisión para el Mercado Financiero juega un rol fundamental para el desarrollo del sector asegurador. Con una serie de normativas que está impulsando la entidad, en el marco de la Ley de Agentes de Mercado, conversamos con el director general de Regulación Prudencial de la CMF, para analizar el desempeño del sector en este nuevo contexto de cambios, y los desafíos que enfrenta a futuro.

“Para lograr un desarrollo sostenible, el mercado asegurador debe focalizarse en el acceso a los seguros, utilizando distintos medios según las realidades de las personas”, señala Luis Figueroa, director general de Regulación Prudencial de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), al reflexionar en torno a los principales desafíos del sector.

En esta entrevista, el director de la entidad financiera realiza un acabado análisis sobre el presente de los corredores de seguros, además de su rol en el proceso de elaboración de las nuevas normativas asociadas a la Ley de Agentes de Mercado.

-Se han producido varios cambios legislativos en materia de agentes de mercado. ¿Cómo evalúa estos cambios? ¿Cree que están logrando el efecto deseado?

En el ámbito asegurador, los principales cambios se relacionan con la regulación de los seguros que pueden contratarse -sin necesidad de requerir ratificación-, con ocasión del otorgamiento, renegociación o repactación de productos o servicios financieros; además de los cambios introducidos a las licitaciones de seguros asociados a operaciones crediticias; el nuevo sistema de consultas de seguros en línea y el traspaso de la supervisión; y regulación de los asesores previsionales de forma exclusiva en la Superintendencia de Pensiones.

En atención a la vigencia que estableció la Ley de Agentes de Mercado, en el área  de seguros, a la fecha ya se emitió la norma que regula los seguros asociados a productos o servicios financieros y se efectuó el traspaso de los asesores previsionales.

Hasta ahora, nos encontramos trabajando en la versión definitiva de la norma de licitación de seguros asociados a créditos hipotecarios, tras un proceso de consulta pública muy fructífero y participativo, así como también, la CMF está trabajando en el sistema de consultas de seguros que contempla la Ley de Agentes de Mercados que permitirá a las personas saber, a través de una consulta en línea, qué seguros tiene contratados. Ambos proyectos deben concretarse dentro del primer semestre del próximo año, tal como lo establece la ley.

En relación a los efectos de estos cambios, todavía es muy prematuro hacer una evaluación exhaustiva. Los procesos de fiscalización están en curso y sobre la base de esa información se podrá entregar una opinión con mejor información.

-¿Cómo cree que ha sido la respuesta de este sector frente a estos cambios?

En general se observa que, una vez emitida la ley, las compañías de seguros y corredores de seguros han colaborado en su implementación, aportando con sus comentarios y experiencia a las propuestas normativas de la CMF.

-¿Qué variables estima la CMF claves para lograr un desarrollo más sostenible de la industria?

La CMF tiene entre sus principales objetivos velar por el correcto funcionamiento, desarrollo y estabilidad del mercado financiero, facilitando la participación de los agentes de mercado y promoviendo el cuidado de la fe pública. Dentro de sus objetivos estratégicos se encuentra la transparencia y protección del cliente, y el desarrollo del sistema financiero.

Por ello estimamos que, para lograr un desarrollo sostenible, el mercado asegurador debe focalizarse en el acceso a los seguros, utilizando distintos medios según las realidades de las personas. También enfocarse en la simplicidad de los productos y en la inclusión, desarrollando productos que lleguen a más segmentos de edad, género, situación de salud, etc.

Así también, la industria debe enfocarse en mejorar la experiencia del cliente, desde la oferta del seguro, la suscripción, la atención post venta y la liquidación de los eventuales siniestros. El concepto de trato justo permitirá a las diferentes industrias del sector financiero tener negocios sustentables que aporten a las necesidades reales de sus clientes.

-En su opinión, ¿Cuáles son los desafíos que enfrenta la industria de seguros en términos de calidad de servicio?

Principalmente aquellos mencionados, que apuntan a destinar recursos para mejorar la experiencia del cliente y dar cobertura a mercados desatendidos. La inversión destinada a una mejor comprensión de los productos por parte del cliente es un desafío pendiente y que tiene múltiples beneficios, no sólo para las personas potencialmente aseguradas, sino también para las proyecciones de actividad que pueda tener esta industria.

-Considerando el gran desafío de reactivación económica de nuestro país, y la relevancia de los seguros para proteger el patrimonio y calidad de vida de las personas, ¿Qué recomendaría a los actores del mercado para avanzar en una mayor cobertura de población con seguros?

Hoy más que nunca, las empresas del sector financiero deben realizar esfuerzos por innovar en términos de los productos que ofrecen y entregar una atención con altos estándares de calidad a sus usuarios. El desafío de diseñar productos simples que contribuyan a dar acceso a la población con menor educación financiera y también de menores ingresos puede ser altamente beneficioso para el desarrollo de país.

Esperamos que lo anterior se potencie una vez aprobada la Ley Fintech, enviada recientemente al Congreso. Con estas nuevas disposiciones, el mercado podrá tener una base más sólida para desarrollar nuevas coberturas que atiendan a nuevos segmentos de la población (seguros inclusivos, microseguros y paramétricos).